Páginas

domingo, 28 de julio de 2013

Charlie Christian. El primer gran guitarrista eléctrico.



Charlie Christian
La vida de Charlie Christian se inició un 29 de julio de 1916 en Bonham, Texas (EE.UU) y creció con la influencia de su padre, Clarence Henry Christian, un guitarrista y cantante de blues muy respetado por la comunidad.
Tanto él, como sus dos hermanos mayores (Edward y Clarence) fueron iniciados en los arcanos de la música desde su más tierna infancia.



Inicios en la música de Charlie Christian
Sus comienzos como músico, fueron ayudando a su padre en conciertos callejeros donde junto con sus hermanos, ofrecía improvisaciones de baile.
 
No fue hasta los 12 años, cuando con la muerte de su padre, decide empezar a utilizar la guitarra que éste le había dejado en herencia.
Charlie compaginó sus actuaciones con sus estudios en la Douglass School de Oklahoma, donde su profesora y también música Zelia Breaux contribuyó a la formación del joven Christian.
Desarrollo de su habilidad musical
En su adolescencia comienza a colaborar con diversos grupos locales, entre ellos el formado por sus hermanos junto con el pianista Alphonso Trent donde toca el contrabajo.
Durante este tiempo sus hermanos le enseñaron técnicas de improvisación en la guitarra sobre tres únicas canciones muy conocidas de la época, Tea for Two, Sweet Georgia Brown y Rose Room consiguiendo un dominio absoluto de los temas en muy poco tiempo.
El virtuosismo del joven Charlie se destaparía al participar en 1936 en una "jam session" en Kansas, donde no sólo deja sorprendido al auditorio, sino que derrota a los demás guitarristas, entre los que se encontraba el considerado mejor de la época, el gran Jim Daddy Walker.
Inicios con la guitarra eléctrica
El contacto inicial con la guitarra eléctrica que marcaría a Charlie Christian y con ello a la historia del Jazz, tiene lugar en 1937 cuando conoce a Eddie Durham, el primer músico que utilizó la guitarra amplificada en la grabación del disco con la Jimmi Lunceford's band en 1935.
A partir de ese momento Charlie se dio cuenta de las posibilidades sonoras que ofrecía este nuevo tipo de instrumento y se dedicó día y noche a desarrollar su sonido, creando fraseos que artistas posteriores como Wes Montgomery, Herb Ellis o Kenny Burrell utilizaron con profusión en sus composiciones.
Consagración como músico
En 1939, Charlie entra a formar parte de la orquesta de Benny Goodman después de que se lo presentase el cazatalentos John Hammond, descubridor entre otros de Bob Dylan o Aretha Franklin.

Christian, a pesar de las reticencias iniciales de Hammond, decide demostrar sus dotes a la guitarra interpretando la canción Rose Room e improvisando sobre ella durante una actuación que duró 48 minutos en el restaurante Víctor Hugo de Los Ángeles.
La unión entre Goodman y Christian logró llevar el Jazz a otro nuevo status dando a la guitarra una influencia predominante sobre las composiciones.
En 1940, Charlie ya era considerado uno de los mejores guitarristas de Jazz, tanto es así que en febrero de ese mismo año fue elegido por los lectores de la revista especializada en Jazz, Metronome Magazine, para formar parte de los Metronome all-stars, donde se elegía a los mejores músicos de cada instrumento para realizar una grabación en estudio.
Asimismo, Charlie compaginaba sus actuaciones con la orquesta de Benny Goodman, con la participación en jam sessions en el Minton’s Playhouse de Harlem, donde él y otros músicos dejaban fluir su creatividad sobre el escenario transformado de múltiples maneras el lenguaje del Jazz. En estas sesiones, surgió el nuevo sonido del Jazz, llamado Be-Bop, del que Christian fue uno de los precursores y que alcanzaría fama de la mano de Charlie Parker y Dizzy Gillespie en los años 40.
El final de Charlie Christian
Charlie dedicaba completamente su vida a la música, de tal manera que su único interés se centraba en tocar, componer e improvisar.
 
Este estilo de vida junto con una alimentación deficiente, llevaron a su fallecimiento el 2 de marzo de 1942, cuando sólo contaba con 25 años, como consecuencia de la tuberculosis que había contraído durante la infancia.


Influencias de Charlie Christian
Django Reindhart, influencia de Charlir Christian
Las influencias de Charlie Christian a la hora de tocar la guitarra la constituyen músicos como Lester Young y Herchel Evans porque su intención era conseguir que la guitarra sonase como un saxo tenor, por ello se alejaba de los guitarristas de la época como Django Reindhart y trataba de desmarcarse de su forma de interpretación de la música.
Su idea era que la guitarra pasase de ser un mero instrumento de acompañamiento para convertirse en uno solista marcando su propio protagonismo dentro de las bandas de Jazz. Su prematura muerte no ha impedido que su estela sea seguida y se reconozca su legado en grandes guitarristas como Oscar Moore, Les Paul, Wes Montgomery o Chuck Berry.
Chuck Berry fue influenciado por Charlir Christian
Pero su huella no sólo se aprecia en el mundo de la guitarra, sino que otros músicos como Charlie Parker o Thelonius Monk han reconocido que su estilo bebe de las fuentes del gran Charlie Christian.
Si en una carrera profesional que realmente sólo duró dos años, desde su incorporación a la orquesta de Benny Goodman, Christian fue capaz de sentar las bases de nuevas formas de entender la guitarra y la música Jazz, siempre quedará la frustración  de que nunca llegaremos a saber hasta donde hubiera podido llegar, si la muerte no lo hubiera reclamado tan pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario